Si bien es cierto que el frío no tiene que ver directamente con una mayor caída del cabello o con problemas relacionados con algún tipo de alopecia, también lo es que debemos prestarle una mayor atención en invierno. Va a necesitar un extra de hidratación y protección frente a estos cambios bruscos de temperatura, tan típicos en esta época del año.
Por un lado, la humedad y el frío son los causantes del temido encrespamiento. Por otro, el mayor uso de secadores y el efecto de la calefacción y los cambios de temperatura entre el exterior y el interior tampoco son de ayuda. Nuestro cabello tiende a volverse más seco y más propenso a romperse.
Todo esto produce que nuestro cabello se vea más apagado y le cueste más crecer.
Para combatir estos efectos, aconsejamos el Tratamiento Acelerador Capilar para activar-estimular e incrementar la velocidad de crecimiento del cabello. También contiene principios activos coadyuvantes en el tratamiento de la alopecia areata (placas de pelada). El cabello crece diariamente 0,4 mm. Con el acelerador capilar de Voltage el cabello puede crecer entre 0’6 y 0’8 mm.
Su completa y cuidada formulación incorpora activos de última generación, que nutren profundamente la papila dérmica, estimulando la génesis de células nuevas y, así, aportaremos ese empujoncito que necesita nuestro cabello que deja de nutrirse con el calor y los rayos de sol de la época veraniega.