Volvemos de las vacaciones y comienza la rutina. La rutina de volver al trabajo, madrugones diarios, la compra, los libros, el colegio… Ay! el colegio.

En breve nos llegará la temida circular escolar que nos advierte de que hay Infestación por piojos, problema común en estas fechas y sobre todo entre niños de 3 a 12 años de edad, siendo más frecuente en las niñas y sin olvidar que cualquiera de nosotros puede ser infestado.

Nosotros nos llevamos las manos a la cabeza y automáticamente nos pica todo, absolutamente todo, cuanto más la cabeza, se le llama efecto sugestivo.

Como padres debemos extremar precauciones para evitar el contagio de piojos en este regreso a clases ya que son un problema común en estas fechas. No temáis, tiene solución, solo hay que seguir unas pautas.

La Pediculosis

o (Infestación por piojos) es una enfermedad producida por los piojos de la cabeza en el cabello, las cejas y las pestañas.

Os explico cómo se trasmiten, aun sabiendo que todos lo sabéis no está mal recordarlo, hablamos de la salud de los pequeños de la casa y eso es esencial.

Se transmiten al compartir objetos como toallas, gorras, peines, cepillos, ropa, accesorios para el cabello como gomas, diademas, etc. (de ahí la importancia de no compartirlos).

No hay que relacionarlos con una higiene deficitaria, olvidemos eso de que los piojos acuden a cabellos o cabezas con falta de higiene, eso es un error, a pesar de ser bichitos repugnantes tienen predilección por los cabellos limpios.

Los piojos

Son parásitos que miden de tres a cuatro milímetros de largo desprovistos de alas, que cuando proliferan en el cabello de los seres humanos recibe el nombre de pediculosis; no pueden volar ni saltar pero están provistos de unas pinzas que les permiten colgarse del pelo y agarrarse fuertemente a él.

Se alimentan de cantidades extremadamente pequeñas de sangre que extraen del cuero cabelludo generando un picor y escozor muy incómodos.

Se propagan rápidamente, sobre todo en entornos grupales como: escuelas, guarderías, campamentos de verano y demás centros educativos.

Como prevención de estos insectos desde Voltage Cosmetics llevamos a cabo una rutina que no nos saltamos jamás al aproximarnos a estas fechas.

Si tenemos previsto que nuestros hijos formen parte de los entornos grupales mencionados anteriormente utilizamos el champú peeling anti-caspa que al contener principios activos con propiedades anti-micóticas/fungicidas y partículas micronizadas con poder de arrastre, crean un ambiente inhóspito y nada agradable para que los piojos no puedan habitar ni reproducirse.

No los elimina, pero esos principios activos hacen que prefieran escoger otra cabeza donde alojarse. Además nuestro champú huele a Cola, por lo que a los niños les encanta usar éste producto.

Es muy importante mantener unos hábitos de higiene personal adecuados, buen aseo corporal y cambiar la ropa usada diariamente, así como optar por el cabello corto en el caso de los niños, y en las niñas con cabello largo y abundante recomendamos peinados o recogidos con trenzas.

Es aconsejable para disminuir la temperatura de la nuca que favorece la proliferación de piojos y liendres.

También es recomendable que todos los días sin excepción, les revisen la cabeza utilizando un peine explorador o liendrera, un método 100% que nos permitirá deshacernos de gran parte de ellos.

Siguiendo estos pequeños consejos la guerra contra los piojos está garantizada.

Lidia Molina