En nuestras listas de nuevos propósitos siempre solemos dejar para el final los deseos que se refieren a preocuparnos por nosotras. Pero, ¿qué me dices si intentas empezar el 2020 sintiéndote más feliz contigo misma que el año anterior?.

Puede ser cuestión de subir la autoestima y comenzar a valorar más a quienes están a nuestro lado para sentirnos más satisfechas con todo lo que hacemos. Tú te conoces mejor que nadie y sabes cuáles son las formas de hacerte la vida un poquito más feliz.

Este año intenta sentirte más implicada en el trabajo, más feliz con tus seres queridos y, sobre todo, totalmente cómoda en tu piel. Éste tiene que ser un propósito que lleve implícito, reírnos más, dormir mejor, querer más y soñar todo cuanto deseemos. En definitiva, se trata de mimarnos más, que tú más que nadie te lo mereces en este nuevo año.

Por ese te proponemos cuidarte porque si, por el mero hecho de gozarlo y porque te lo mereces.