Los estados carenciales siempre van acompañados de cambios internos y externos.

Un cambio externo en otoño es la caída del cabello y el inicio de sequedad y descamación de la piel debido a las bajas de las temperaturas y un ambiente más seco. Los cambios de hábitos también afectan a nuestro sistema inmunológico y emocional; no dejemos de banda que la gran mayoría venimos de pasar unas vacaciones relajadas tomando el sol y sin preocupaciones y la vuelta a la rutina nos pueda hacer malas pasadas haciendo que nuestras defensas disminuyan.

Es por estos motivos que, todo y que ya te hayas aplicado un tratamiento anti caída, o estás en ello, no debes olvidar realizar un mantenimiento durante toda la estación otoñal. Para esto lo ideal es incorporar a tu rutina de lavados el Shampoo Stop Caída mientras sigues con tu Tratamiento Anti-Caída de Voltage.

Este shampoo está formulado para el cuidado preventivo de la ALOPECIA (caída del cabello). Contiene un principio activo vaso-dilatador que prepara el cuero cabelludo dilatándolo y activando la circulación periférica superficial. Es el complemento perfecto para el Programa STOP CAIDA de Voltage y la Loción del mismo.

Otro problema asociado a esta estación, es la descamación y picor (muchas personas también sufren problemas de alergias en otoño) y en estos casos se recomienda el Shampoo Dermo Calmante formulado especialmente para evitar cualquier tipo de “picores” en el cuero cabelludo. Gracias a los cristales de mentol se consigue un efecto relax inmediato con propiedades calmantes. Su cuidada formulación contiene un substituto del “veneno de serpiente” totalmente inocuo. Inhibe la acetílcolina que gradualmente reduce la acción de los neurotransmisores, disminuyendo la contracción de los músculos subyacentes. Efecto Relax.

En el caso que sufras los dos casos, caída de cabello y picos o descamación, puedes usar los dos Shampoos alternando su uso.