Todos sabemos cuál es el método del cepillado dental correcto, la rutina de desmaquillarse diariamente o el tratamiento post depilatorio que nos debemos realizar, de manera que debemos saber cuál es el cepillado capilar correcto.

Sí sí, el cepillo del cabello es un habito que tenemos que añadir a la lista de cuidados básicos tomándolo como una rutina diaria más.

Tiene múltiples beneficios y no nos llevará más de dos minutos al día.

Cepillar el cabello elimina los restos de suciedad, estimula la micro-circulación sanguínea, los restos de productos styling y otras impurezas que se adhieren a las cutículas a lo largo del día, aporta volumen al cabello, potencia el brillo y ofrece un cabello con vitalidad, volumen y sano.

En definitiva la técnica del cepillado del pelo actúa como revitalizador de la estructura y el tono capilar, de ahí que esta técnica resulte indispensable para mantener el cabello en inmejorables condiciones.

Aparentemente parece una técnica muy simple pero no es así, pese a parecer simple, para cepillar el cabello adecuadamente hay que conocer algunos trucos profesionales que nos ayudarán a realizar el cepillado correcto sacando el máximo partido del mismo, ya que no todos los peines y cepillos valen ni sirve la misma técnica para las distintas tipologías capilares.

Al igual que utilizamos un champú para cada tipo de cabello, con los peines y cepillos pasará igual, variará según el tipo de cabello que tengamos; largo, corto, liso, rizado y lo más importante es saber elegir un peine o cepillo de calidad adecuado a nuestro tipo de cabello .

Para el cabello rizado van mejor los peines o cepillos de púas anchas y madera (no de plástico) y por el contrario para cabello largos y lisos la mejor opción son los cepillos o peines planos con púas protegidas que peinan y desenredan sin dañar el pelo.

No nos olvidemos de los cabellos cortos, para ellos lo mejor es usar peines o cepillos de púas compactas.

Olvidar el mito de las 100 cepilladas diarias antes de ir a dormir, no se basa en ningún fundamento científico y en contra de lo que podamos pensar, puede perjudicar la estructura capilar en lugar de favorecerla.

Basta con realizar un cepillado exprés ligth, es decir, sin prisa pero sin pausa, pasadas firmes que vayan desde el cuero cabelludo hasta las puntas.

Tenemos que tener en cuenta que tanto los peines como cepillos que usemos los debemos de cuidar de la misma manera que a nuestro cabello. Eliminar los pelos que queden en el peine o cepillo y lavar estos con frecuencia.

Tan sólo tenemos que sumergirlos en agua caliente con unas gotas de jabón antigrasa, el de los platos, durante toda una noche y quedarán limpios y como nuevos para volver a ser usados con la misma regularidad.

Dimes y diretes

Hay muchos mitos y habladurías populares que dicen que el cepillado regular del cabello favorecerá su caída. ERROR!! Al contrario de lo que se piensa, cepillar el cabello diariamente se convertirá en un hábito de belleza muy beneficioso para tu cabello.

Nosotros aconsejamos realizar un cepillado exprés ligth, es decir, sin prisa pero sin pausa, una vez por la mañana y otra antes de ir a dormir, con unas cuantas pasadas firmes que vayan desde el cuero cabelludo hasta las puntas hasta notar que el cabello queda completamente desenredado.

Desenredar el cabello cuando esta mojado hará que se rompa con mayor facilidad.

¡CIERTO! Si por descuido no te has desenredado el cabello antes de lavarlo al estar mojado debes de hacerlo comenzando por las puntas, sin tirones bruscos y con suavidad, una vez quede desenredada esta zona ir subiendo hasta el nivel de la nuca y así progresivamente.

Si tu cabello tiende a ser seco y enredarse con facilidad puedes aplicarte una mascarilla para cabellos castigados o muy secos como nuestra mascarilla cerezoterapia o para mayor rapidez e igual efectividad nuestra mascarilla ultra-rápida 1min. solucionarás los tirones de inmediato pudiéndolos evitar en cada lavado.

Lidia Molina