La exposición continua al sol, causa daños directamente en nuestro cuero cabelludo. Puede llegar a cambiar su textura, crear una gran deshidratación e incluso hasta quemarlo. Algunos de estos factores pueden ser tratados y evitados antes de que el daño sea mucho mayor y cueste más encontrar una buena solución.

Para evitar estos daños, te recomendamos cinco consejos básicos que te ayudará a que tu melena no sufra durante el verano y puedas lucirla viva las 24h. 

  1. Hidratar el pelo: Si nuestro cabello está hidratado, costará más que reciba las agresiones externas que le produce el verano. Para conseguir una máxima hidratación tendremos que emplear shampoos suaves y naturales que ayudaran a tener el pelo activo y ágil, y mascarillas que nutran el cabello o reparen la queratina (emplearla dos o tres veces por semana) para provocar una activación del cabello.
  2. Secar bien el cabello: Es uno de los secretos más importantes a la hora de tener cabello perfecto y potenciar la hidratación. No conviene hacerse peinados demasiado tirantes cuando está mojado, ni tenerlo demasiado tiempo húmedo ya que puedes llegar a romperlo. Por eso, aconsejamos secar bien el cabello y luego moldearlo al gusto de cada uno.
  3. Cubrirse la cabeza: Tapar la zona del cabello, ayuda a evitar que el sol caiga directamente sobre ella. Igual que pasa con la piel, hay que tapar las zonas sensibles o nutrirlas. Con el cabello, es mejor prevenir los rayos con un sombrero/gorra, y especialmente a los niños y personas que padecen alopecia.
  4. Ducharse antes y después de los baños: Es recomendable mojarse el pelo antes de entrar al mar o a la piscina, lo que provocará que el pelo no penetre tanta agua (ya que estará mojado previamente) y no estará en contacto directo con la sal o las substancias de la piscina. Absorberá menos substancias dañinas  para el cabello. De este mismo modo, también hay que enjuagarse el cabello una vez salgamos del agua para retirar dichas substancias.
  5. Usar protección solar para el cabello: Otra manera de ayudar a tener una melena brillante es protegiendo nuestro cabello de los rayos del sol con protectores solares especiales para el pelo. Estos cosméticos pueden ser mascarillas de rápida activación, aceites reparadores, activadores de brillo, ya que tienen un elevado poder de hidratación y penetración y unos magníficos resultados.

Hoy en día podemos encontrar muchos productos que nos pueden ayudar a conseguir que el cabello no sufra y nos pueden ayudar a cumplir estos cinco consejos básicos.