El termómetro por los suelos tiene un efecto vasoconstrictor sobre el cuero cabelludo. La red venosa no funciona con total fluidez y además las glándulas sebáceas no trabajan tanto como deberían. Es decir, que tenemos el sistema a medio gas. Esto hace que el pelo no esté tan hidratado como en otras épocas y es algo que se aprecia especialmente en cabellos de por sí secos o con poca densidad.
Yendo más allá, y en un escenario de nieve, la radiación ultravioleta en invierno puede afectar al cuero cabelludo casi con más gravedad que en la playa, porque los rayos solares se reflejan en el color blanco de la nieve que potencia su acción. Si eres esquiador o te gustan otros deportes de invierno, toma nota y protégete.
Nuestro Tratamiento Chocoterapia es una solución genial para hidratar todo tipo de cabellos en esta época mientras te das un suave masaje que indundará de aroma a chocolate toda tu casa y especialmente útil para aquellas personas que tienen su cabello expuesto al sol y al exterior, sobre todo si eres aficionado a ir a la montaña o a esquiar, ya que previene el foto-envejecimiento y la formación de los radicales libres.